Ojo con realizar movimientos ante el inminente cambio en ISD

  Ante los rumores de un cambio en la tributación en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, algunos contribuyentes pueden tener la tentación de donar sus bienes a los herederos y evitar tasas altas en el futuro, antes de realizar alguna de estas trasmisiones se deben de tener en cuenta los aspectos:

  • Según el artículo 32 de la Ley 22/2009 por la que se regula el sistema de financiación de las CCAA, la donación de un bien inmueble tributará  (siendo sujeto pasivo el donatario) por la normativa de la Comunidad donde radique el inmueble, y la donación de dinero u otros bienes y derechos diferentes de inmuebles tributará por la normativa de la Comunidad Autónoma donde resida el donatario.
  • Según el artículo 36 de la LIRPF, en el caso de donación de bienes y derechos se puede producir una ganancia o pérdida patrimonial para el donante que se cuantifica por diferencia entre el valor que resulte de la aplicación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y el de adquisición.
  • Según el artículo 104 de la Ley de Haciendas Locales, si se dona un bien inmueble urbano se producirá el hecho imponible del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana que, en su caso, deberá satisfacer el donatario, cuya cuantía dependerá del valor catastral de dicho terreno y de lo dispuesto en las Ordenanzas Fiscales del municipio en el que se ubique.

Fuente: REAF